Buscar este blog

Cargando...

sábado, 4 de septiembre de 2010

Oralidad en la escuela

La comunicación
La comunicación hace referencia al proceso mediante el cual dos personas – como mínimo – comparten una misma información, transmitida y recibida a través de un medio.
  
Comunicación oral

HABLAR
La vida actual exige un nivel de comunicación oral tan alto como de redacción escrita. Una persona que no puede expresarse de manera coherente y clara, y con una mínima corrección, no sólo limita su trabajo profesional y sus aptitudes personales, sino que corre el riesgo de hacer el ridículo en más de una ocasión.


MICROHABILIDADES DE LA EXPRESIÓN ORAL

PLANIFICAR EL DISCURSO
• Analizar la situación (rutina, estado del discurso, anticipación, etc.) para preparar la intervención.
• Usar soportes escritos para preparar la intervención (sobre todo en discursos monogestionados: guiones, notas, apuntes, etc.)
• Anticipar y preparar el tema (información, estructura, lenguaje, etc.)
• Anticipar y preparar la interacción (momento, tono, estilo, etc.) 

CONDUCIR EL DISCURSO
• Conducir el tema
o Buscar temas adecuados para cada situación.
o Iniciar o proponer un tema.
o Desarrollar un tema.
o Dar por terminada una conversación.
o Conducir la conversación hacia un tema nuevo.
o Desviar o eludir un tema de conversación.
o Relacionar un tema nuevo con uno viejo.
o Saber abrir o cerrar un discurso oral.
• Conducir la interacción
o Manifestar que se quiere intervenir (con gestos, sonidos o frases).
o Escoger el momento adecuado para intervenir.
o Utilizar eficazmente el turno de palabra:
o aprovechar el tiempo para decir todo lo que se considere necesario;
o ceñirse a las convenciones del tipo de discurso (tema, estructura, etc.)
o marcar el inicio y el final del turno de palabra.
o Reconocer cuando un interlocutor pide la palabra
o Ceder el turno de palabra a un interlocutor en el momento adecuado.

 
NEGOCIAR EL SIGNIFICADO
• Adaptar el grado de especificación del texto.
• Evaluar la comprensión del interlocutor
• Usar circunloquios para suplir vacíos en el texto.

PRODUCIR EL TEXTO
• Facilitar la producción
o Simplificar la estructura de la frase.
o Eludir todas las palabras irrelevantes.
o Usar expresiones y fórmulas de rutinas.
o Usar muletillas, pausas y repeticiones.
• Compensar la producción
o Autocorregirse.
o Precisar y pulir el significado de lo que se quiere decir.
o Repetir y resumir las idea importantes.
o Reformular lo que se ha dicho.
• Corregir la producción.
o Articular con claridad los sonidos del discurso.
o Aplicar las reglas gramaticales de la lengua (normativa)


ASPECTOS NO VERBALES
• Controlar la voz: impostación, volumen, matices, tono.
• Usar códigos no verbales adecuados: gestos y movimientos.
• Controlar la mirada: dirigirla a los interlocutores.


Estas microhabilidades tienen incidencia diversa en el currículum según la edad y el nivel de los alumnos. Los más pequeños tienen necesidad de trabajar los aspectos más globales y relevantes de la expresión (negociación de significado, interacción, evaluación de la comprensión, etc.). Los alumnos más grandes ya pueden practicar los puntos más específicos (autocorrección, producción cuidada, preparación del discurso, etc.).


ESCUCHAR
 
Escuchar es comprender el mensaje, y para hacerlo debemos poner en marcha un proceso cognitivo de construcción de significado y de interpretación de un discurso pronunciado oralmente

MICROHABILIDADES DE LA COMPRENSIÓN ORAL

RECONOCER

Saber segmentar la cadena acústica en los sonidos que la componen: sonidos y palabras, el artículo y el nombre, verbo y pronombres, combinación de pronombres, etc.

• Reconocer los fonemas, morfemas y palabras de la lengua.

• Discriminar las opciones fonológicas de la lengua: vocal tónica/ vocal átona, cama/cana, paja/caja, vamos/ manos, etc.


SELECCIONAR

• Distinguir las palabras relevantes de un discurso (nombres, verbos, frases clave, etc.) de las que no lo son (muletillas: o sea, eeeh, repeticiones, redundancias, etc.)
• Saber agrupar los diversos elementos en unidades superiores y significativas: los sonidos en palabras, las palabras en sintagmas, los sintagmas en oraciones, las oraciones en párrafos o apartados temáticos, etc.


INTERPRETAR

• Comprender el contenido del discurso.
o Comprender la intención y el propósito comunicativo.
o Comprender el significado global, el mensaje.
o Comprender las ideas principales.
o Discriminar las informaciones relevantes de la irrelevantes.
o Comprender los detalles o las ideas secundarias.
o Relacionar las ideas importantes y los detalles (tesis y ejemplo, argumento y anécdota, etc.)
o Entender las presuposiciones, los sobreentendidos, lo que no se dice explícitamente: ambigüedades, dobles sentidos, elipsis
• Comprender la forma del discurso
o Comprender la estructura o la organización del discurso (sobre todo en los monólogos extensos: las diversas partes, los cambios de tema, etc.)
o Identificar las palabras que marcan la estructura del texto, que cambian de tema, que abren un nuevo tema y lo concluyen.
o Identificar la variante dialectal (geográfica, social, argot, etc.) y el registro (nivel de formalidad, grado de especificidad, etc.) del discurso.
o Captar el tono del discurso: agresividad, ironía, humor, sarcasmo, etc.
o Notar la características acústicas del discurso:
- La voz: vocalización, grave/agudo, actitud del emisor, etc.
- El discurso: ritmo, velocidad, pausas, entonación, etc.

ANTICIPAR
• Saber activar toda la información que tenemos sobre una persona o un tema para preparar la comprensión de un discurso.
• Saber prever el tema, el lenguaje (palabras, expresiones, etc) y el estilo del discurso.
• Saber anticipar lo que se va a decir a partir de lo que ya se ha dicho.

INFERIR
• Saber inferir datos del emisor: edad, sexo, carácter, actitud, procedencia sociocultural, propósitos, etc.
• Saber extraer información del contexto comunicativo: situación (calle, casa, despacho, aula, etc.), el papel del emisor y del receptor, tipo de comunicación, etc.
• Saber interpretar los códigos no verbales: mirada, gesticulación, movimientos, etc.


RETENER
• Recordar palabras, frases e ideas durante unos segundos para poder interpretarlas más adelante.
• Retener en la memoria a largo plazo aspectos de un discurso:
• las informaciones más relevantes: tema y datos básicos.
o la situación y el propósito comunicativo.
o la estructura del discurso.
o algunas palabras especiales (raras, nuevas, relevantes)
• Utilizar los diversos tipos de memoria (visual, auditiva, olfativa, etc.) para retener información




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario: